Sigue a Embelezzia

Hace tiempo que no nos sentamos virtualmente a la mesa para hablar de buenas maneras, del protocolo en la mesa. Esas normas tácitas que no son necesarias para comer pero que añaden delicadeza a nuestros gestos. ¿Os apetece una sopa?

El video que ilustra el post es de uno de los usuarios que sigo con más interés en Youtube, FineDiningLovers by S.Pellegrino & Acqua Panna. Los premios S. Pellegrino otorgados a los mejores restaurantes del mundo y publicados en la revista británica Restaurant Magazine gozan de un reconocido prestigio internacional. Y aunque el Aqua Panna es considerada de las mejores aguas minerales también, en esta ocasión serviremos (virtualmente, somos poderosos) la botella diseñada para Bulgari en al 125º aniversario.

¡Tomemos sopa! ¿Cómo? Primero empezaremos con lo que NO hay que hacer si queremos seguir el protocolo:

Nunca

  • Tanto si nos sirven la sopa en un plato sopero como en un bol grande sin asa, no debemos beberla directamente del recipiente. Mucho menos si la sopa contiene alimentos. Como es una norma general, es fácil de seguir.
  • Este segundo punto me ha sorprendido. Que no esté bien visto soplar en el plato de sopa si ésta está caliente, lo sabía. Pero que no se deba soplar, ni que sea delicadamente, en la cuchara, admito que no lo sabía.
  • Tampoco se debe sorber la sopa. No lo hago nunca porque de pequeña me molestaba mucho que mi abuelo, el cual era todo un señor, sorbiera la sopa y de forma tan ruidosa. Nunca entendí el por qué de esa manía ruidosa con lo muy educado que era. Por otra parte, me terminó de traumatizar seriamente la forma estrepitosa de sorber que tienen los japoneses su sopa de spaguetti. Los choques culturales siempre son interesantes, éste fue motivo de pesadillas.
  • Aunque es muy tentador si la sopa está rica y no quieres dejar ni una cucharada en el plato, nunca levantar el plato lateralmente. Os hablé de ello en esta ocasión y también incluye el plato sopero.
  • El inconveniente de llenar demasiado la cuchara es que al llevarla a la boca caiga líquido y alimentos. El chof en el plato no solamente es de mala educación sino que puede adjudicarnos una medalla gastronómica en la ropa de la que no sentirse orgulloso. Llenar la cuchara en 2/3 es suficiente.

Ahora hablemos de lo que sí hay que hacer comiendo sopa en la mesa:

Siempre

  • Coger la cuchara no tiene más secreto que hacerlo por el extremo, el pulgar la sujeta bien para que no se caiga. Prenderla con todos los dedos o cerca del recipiente de la propia cuchara sería vulgar e infantil.
  • La sopa se coge en el lado del plato más cercano a nosotros, no se debe jugar con ella dando vueltas y vueltas a la sopa con la cuchara. Lo ideal algo que yo no consigo recordar nunca: coger sopa del extremo de plato en dirección al centro. También se evitan pequeños accidentes de comida que se derrama en el mantel o la propia ropa.
  • La postura erguida en la mesa es importante. El comensal que nos muestra tan eficazmente los gestos a seguir está sentado a la mesa muy tieso. Tampoco hace falta tanto, nos está enseñando que los gestos, cuanto más sencillos y pausados, mejor. Añadiré algo a evitar aunque esté en la lista de los pros: el balanceo hacia adelante y hacia atrás al llevarnos la cuchara a la boca y comer sopa.

Al contrario que Mafalda, el personaje de Quino, a mi me gusta mucho la sopa. El problema es que muchas veces la sirven demasiado caliente. Esperar un par de minutos a que se enfríe (ha quedado claro que no podemos soplar ni pasear en exceso la cuchara por el plato) será lo mejor. En un buen restaurante, ya se encargan de servirla a la temperatura ideal.

Más información | FineDiningLovers
En Embelezzia | Protocolo en la mesa: no siempre puedes comer las aceitunas con los dedos

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario