Krug Clos du Mesnil, el champagne que Dios ofrece a los ángeles

Sigue a Embelezzia

krug-viñedo.jpg

Decía Paul Valery que Krug, (perteneciente al Grupo LVMH), era “el champagne que Dios ofrecía a los ángeles cuando habían sido excepcionalmente buenos”. Independientemente de la pasión del reputado escritor y poeta francés, lo cierto es que nos encontramos ante uno de los mejores productos que da la tierra fértil de la región más famosa del país vecino.

Pero ¿qué hace del espumoso de la Maison Krug uno de los mejores champagnes del mundo? ¿Las uvas Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier de diferentes pagos, el assemblage o la fermentación en barricas de roble?

krug-bodega

La historia de Krug se remonta a 1843, en la ciudad de Reims, cuando Joseph Krug comienza su andadura como viticultor. Krug Clos du Mesnil es uno de los mejores champagnes que existen. Elaborado de un solo viñedo, de una sola variedad y de una sola añada. Este champagne seduce por la pureza del Chardonnay y de los aromas minerales del terroir, con una, prácticamente imperceptible, nota de miel.

krug-negro.jpg

El Clos du Mesnil es un pequeño viñedo de 1,85 hectáreas, 100% Chardonnay, ubicado en el pueblo de Le Mesnil-sur-Oger. Amurallado desde 1698, el Clos du Mesnil cuenta con un microclima ideal, ya que esta situado en la vertiente sureste de la ciudad, quedando protegido de las heladas en primavera.

krug.jpg

Nada de grandes chateux y viñedos familiares, a los que nos tienen acostumbrados las bodegas familiares de Champagne, sólo mucha dedicación y una sala donde se buscan con más de 200 vinos la mezcla perfecta para que sea el champagne que se bebe en el Cielo, los días de fiesta.

Mäs información | Krug
En Embelezzia | Krug Grande Cuvée, deseos de felices fiestas con “The Sharing Experience”

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario