L’eau de Nina, un cuento de invierno firmado por Eugenio Recuenco con una princesa llamada Frida

Sigue a Embelezzia

Frida Gustavsoon para Nina Leau

Con motivo del lanzamiento de la nueva edición de Nina L’Eau, un perfume de notas golosas lanzado en el año 2006, la firma Nina Ricci ha vuelto a sorprendernos contratando al fotógrafo español Eugenio Recuenco, para que recrease un nuevo cuento de hadas lleno de poesía y sensualidad.

Recuenco es un artista de fama internacional, conocido por aportar a sus trabajos un estilo narrativo inspirado en el cine. Cada una de sus producciones de moda es una auténtica historia donde mezcla grandes dosis de misterio con un poquito de magia.

Lechuza blanca con Frida Gustavsson

En esta ocasión, la princesa pelirroja, vestida con un romántico traje largo de color rosa palo, que se pasea por un jardín nevado donde los árboles forman muros vertiginosos de aspecto laberíntico es Frida Gustavsson, una modelo sueca, a quien se le concedió el honor de abrir el desfile otoño-invierno 2011-2012 de Jean-Paul Gaultier (Frida también ha trabajado con Armani, Chanel, Valentino y Christian Dior).

Laberinto paredes nevadas

Nina L’Eau es la reinterpretación de aquella otra primera fragancia, pero más femenina y sofisticada que nunca. Un perfume que pertenece a la familia olfativa de los florales afrutados. Sus notas de salida son el pomelo, la manzana, la mandarina y el neroli. Sus notas de corazón son acuosas con matices de cereza y de gardenia. La nota de fondo es el almizcle.

Una golosina de manzana caramelizada sobre una base de merengue de vainilla. Se trata una manzana idealizada que reúne características de varias especies, capaces de crear una nueva sensación de frescor.

Paseandose entre la nieve

Frida Gustavsson se nos muestra como una verdadera princesa moderna, quien alertada por el aleteo de una lechuza blanca, finalmente termina por acabar encontrando el precioso elixir que andaba buscando. El frasco de la nueva fragancia es una reinterpretación del que hiciera Lalique según un diseño de Robert Ricci para su perfume Fille d’Eve en 1952. Reproduce el aspecto de una manzana de cristal rosado, adornada con un tapón redondo y tres hojas de plata. ¡Bellísimo!

Frida con el perfume

Os confieso que lo que más ilusión me ha hecho al ver esta campaña, es enterarme de que Eugenio Recuenco es quien firma este mundo de hadas lleno de misterio y poesía. Quizá todavía no le pongáis cara, pero si os digo que fue el responsable de modernizar el cartel realizado por Ramón de las Casas en 1898 para Codorníu, puede que os suene un poquito más.

Ad Nina Ricci Leau

Nina Ricci necesitaba recrear un marco donde poder albergar una historia. El objetivo y el reto era demostrar que las sensaciones y sentimientos siguen siendo las mismas, y que siguen estándo vigentes (aunque se han actualizado). El cartel publicitario debía plasmar la esencia de sofisticación y elegancia de la marca, y ¡Recuenco lo ha conseguido! Nina L’eau abre un nuevo horizonte olfativo, y nos sumerge en un torbellino de nata y fresa con un toque goloso.

Más información | Nina Ricci
En Embelezzia | El plastrón “Encaje” de Nina Ricci

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario