"Christina O", el mega yate de recreo de lujo de Aristóteles Onassis, a la venta

Sigue a Embelezzia

Yate Christina O

El legendario yate “Christina O” de Aristóteles Onassis se vende por treinta y dos millones de dólares. La noticia está siendo trending topic del día porque no se trata sólo de un viejo yate de lujo sino de un lugar de encuentro mítico, que sirvió de telón de fondo para alguno de los romances más sonados del siglo XX.

La venta, que será llevada a cabo por Edmiston, la compañía líder en la venta de mega yates de lujo, está prevista para mediados de agosto. El presidente de la empresa que se está ocupando de todos los pormenores relacionados con esta venta asegura que este barco de recreo ha sido, y sigue siendo, un punto de referencia en lo relacionado con la opulencia, y que muchas celebrities se sintieron atraídas por su magnificencia, y por su capacidad a la hora de ofrecer un adecuado nivel de privacidad para algunos de sus encuentros.

Maria Callas con Winston

Este yate, donde Onassis se casó con Jacqueline Kennedy, ha recibido en sus instalaciones de forma regular a muchos VIP del cine, de la canción, de la política y del mundo de los negocios. Citaremos sólo algunos para que os podáis hacer una idea de las muchas celebrities que deambularón por sus cubiertas: desde María Callas a Winston Churchill pasando por Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor, Richard Burton, Frank Sinatra, Greta Garbo, Grace Kelly, Eva Perón o John F. Kennedy.

On Board Christina O

Esta joya, de noventa y nueve metros de eslora, fue totalmente remodelada en el 2011, incluyendo servicios modernos que sólo incrementaron, aún más si cabe, el confort y la opulencia de lo que ya existía cuando se construyó. En la actualidad, el yate tiene capacidad para que treinta y cuatro pasajeros viajen con todo lujo de comodidades.

Interior del barco

A bordo, siguen existiendo muchas fotos y objetos de aquella época gloriosa: su maravillosa escalera en espiral que va a dar a un rellano donde se puede ver la letra Omega entre laureles realizada en marquetería, la original piscina que reproduce la taurocatapsia o salto del toro del palacio de Cnosos en Creta con teselas de mosaico, o su famoso bar conservan todo el appeal de los viejos tiempos.

Nacido en su origen como fragata en un astillero de Canadá, este barco de guerra fue después transformado en un magnífico hotel de lujo flotante al servicio del armador griego. Cuando murió en 1975, Onassis lo cedió al gobierno de su país. En 1999 fue adquirido por Paul Papanicolaou que fue quien lo mandó remozar, pero conservando su nombre original, en honor a la hija de su antiguo propietario. Un hotel flotante lleno de historia y de anécdotas que podrían hacer disparar su cotización.

Más información | Edmiston
En Embelezzia | El yate del desaparecido Aristóteles Onassis, Christina O, se alquila

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario